_____English____Português____Español__

Noticias

Lo que debemos esperar después de Río+20

Articulo de opinion escrito por Leisa Perch * , publicado el  24 de junio  en el  diario El nuevo Herald  de Miami.

La mayor cumbre en la historia de las Naciones Unidas acaba de concluir en Brasil. Río+20, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible, reunió a más de 50 mil personas y más de 130 jefes de estado y gobierno. Más allá de los compromisos políticos que los líderes del mundo se comprometieron a adoptar al concluir la cumbre, ¿cómo puede Río+20 ayudarnos a promover cambios en las políticas relacionadas con el equilibrio socio ambiental?

Los dos temas principales de Río+20 (la economía verde en el contexto de la erradicación de la pobreza y  la estructura institucional  para el desarrollo sostenible) ayudaran a movilizar la sociedad civil para construir una nueva agenda de desarrollo inclusiva  que reconozca las diferentes responsabilidades y capacidades no solo de los  países y organismos multilaterales sino como también de los individuos, empresas, movimientos sociales, medios de comunicación, pobres y ricos.

Lograr  el apoyo de la sociedad civil para una nueva agenda global  requerirá que las políticas prioricen la reducción de la desigualdad. El costo de la desigualdad se evidencia cuando uno se confronta con el hecho de que el ingreso promedio del 5 % de los países más rico es 165 veces más grande que el del 5 % de los países mas pobres. En un mundo donde el 5% de los más ricos gana en 48 horas  lo que los pobres ganan en un año, la necesidad de reconciliar el crecimiento con la igualdad se hace evidente.

En un contexto acentuado por la desigualdad global, promover la equidad social sin dañar el medio ambiente requiere de una voluntad política fuerte y de una movilización vigorosa de la sociedad civil, como instrumentos claves para promover la responsabilidad y la participación en los diseños de políticas. Si no se consigue la inclusión productiva y la creación de empleos  para los más pobres y vulnerables, el escepticismo crecerá y el sabor amargo de la crisis financiera y económica global dificultara un cambio efectivo en el discurso y en las políticas. Reconocer la interdependencia entre lo “social” y lo “inclusivo” en la agenda ambiental es fundamental para lograr un desarrollo sustentable y sostenido para las actuales y futuras generaciones de este planeta.

La intensificación de la actual crisis destaca la naturaleza dinámica de los tres pilares del desarrollo sustentable, particularmente el modo en que el bienestar social y la naturaleza están entrelazados e interrelacionados. La evidencia de un desequilibrio cíclico en los sistemas económicos, sociales y ambientales refuerza la necesidad de nuevos modelos de desarrollo y resistencia. Políticas que integren los aspectos sociales y ambientales en la agenda de desarrollo es fundamental en este contexto. No podemos ni posponer la realidad ni contraer una hipoteca que nuestras futuras generaciones tengan que pagar.  Las políticas que han propuesto  soluciones a corto plazo han probado tener resultados costosos en las vidas de las personas  y en las economías del Norte y del Sur.

Las bases para un consenso global sobre los objetivos de desarrollo sustentables representarán una gran contribución de Río+20 para el futuro

Un nuevo consenso alrededor del desarrollo sustentable global debe ser uno en el cual no solo emerjan objetivos ambientales sino nuevos objetivos que aborden los nexos críticos entre los seres humanos y la naturaleza, por ejemplo los vínculos socio ambientales. Estos nuevos objetivos deben promover lo siguiente: (i) mejorar el acceso de los grupos más marginalizados al mercado laboral mientras enverdecemos la economía, las industrias y la infraestructura; (ii) reducir el impacto social de las externalidades medio ambientales, por ejemplo, sanidad deficiente y su impacto en la salud y capacidad productiva en los más pobres y vulnerables; (iii) reducir la brecha entre las personas de las áreas urbanas y rurales en el acceso a los servicios y recursos básicos en particular agua, energía y sanidad; (iv) asegurar que la producción de más energía renovable no se genere a expensas de la disponibilidad y el acceso a los alimentos.

No cabe duda de que hubo un sentido de urgencia en Río+20. Veinte años atrás miramos hacia el futuro y nos preocupamos acerca de las posibilidades que este nos ofrecía. Nos preguntamos cómo hacer para asegurarnos que nuestros futuros niños no recibieran una cuenta que ni siquiera ellos pudieran imaginar cómo pagar. Ahora esos futuros niños son adultos y están haciéndose las mismas preguntas y también preguntándonos por qué no hicimos más. Hace poco escuché a una joven haciendo la misma pregunta en un evento en Río+20. Debemos poder responder. La tarea para los próximos días y semanas no es solo reafirmar la prioridad del desarrollo sustentable sino que debe centrarse en acordar cómo actuar, cómo definirlo en una prioridad y hacerlo lo más pronto posible.

Ya existe una miríada de opciones y un variado menú de experiencias en las prácticas de desarrollo, algunas de ellas han sido incluidas en una edición especial de la revista Poverty in Focus, lanzada en Río de Janeiro el 19 de junio.

Definir una adecuada combinación de elecciones y hacer posible esas opciones y adaptarlas para todos también significa empezar luego de Río+20. ¿Cómo hacerlo? Juntos, tú, yo, nuestras familias, nuestros amigos no debemos dejarles las opciones difíciles solo a nuestros líderes. Para cambiar el rumbo de este barco, como lo describió nuestra colega Gaia Paradiso, necesitamos de un esfuerzo conjunto de toda la tripulación y los pasajeros. No podemos dejarlo solo a cargo del capitán.

Nuestro compromiso debe ser continuar trabajando para encontrar innovaciones y llevarlas a la luz, y que estas nos permitan construir capital social y promover la participación de los jóvenes en el desarrollo sustentable. También tenemos que ser mejores reciclando, reutilizando y siendo más conscientes en cuanto a las emisiones de carbono. Todos tenemos que hacerlo mejor. ¿Cómo empezar?

Coordinadora de Desarrollo Rural y Sustentable del Centro Internacional de Políticas para el Crecimiento Inclusivo de las Naciones Unidas

Fuente: El nuevo Herald, Miami

URL: http://pressroom.ipc-undp.org?lang=es/?p=11413

Escrito por el Jun 25 2012. Archivado bajo Areas Temáticas, CIP en los Medios, Desarrollo Rural y Sostenible. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Dejar un comentario

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google